Transporte

Una de las necesidades básicas de las sociedades actuales es el transporte de personas, recursos y diferentes bienes. Esto posibilita el desarrollo de la sociedad y la economía, pero genera un serio impacto en el medio ambiente.

Una parte importante de los recursos energéticos producidos por una sociedad se destina al transporte. Estos se dividen en:

Transporte vial: Corresponde a los medios que permiten trasladar personas y carga por vías terrestres. Un porcentaje significativo de estos recursos es utilizado fuera de las vías urbanas, en actividades de excavación, faenas agropecuarias y forestales.

Transporte aéreo: Corresponde al traslado de personas y cargas que se hace a través del aire.

Transporte en ductos: Corresponde a las materias transportadas en conductos. La energía empleada para ello es utilizada por compresores y bombas que permiten el traslado. Por ejemplo, del gas en un gasoducto o el petróleo en un oleoducto.

Transporte fluvial: Corresponden a los medios que permiten el transporte de bienes o personas en vías acuáticas fluviales o marítimas.

De acuerdo al Balance Nacional de Energía (BNE) del año 2013, el sector de transporte es el que presenta un mayor consumo energético de Chile, con un 31,4% del total nacional, siendo el transporte terrestre el con mayor participación, alcanzando un 82% dentro del sector.

La información señalada da cuenta de la importancia que tiene el desarrollo de proyectos que promuevan un uso eficiente de los recursos energéticos en los diferentes subsectores del transporte, con el objetivo de reducir la intensidad de su demanda energética. De esta forma, se podrá fortalecer el ahorro del consumo de combustible, la disminución en la emisión de gases contaminantes, traslados más seguros, mejoras en la operación de las empresas y una mejor calidad de vida para las personas. Para conocer qué medidas se están adoptando en esa línea, a continuación se señalan tres proyectos destacados que promueven la Eficiencia Energética en el sector:

  1. Incentivo a la adopción voluntaria de las técnicas de conducción eficiente
    En la actualidad no existen métodos que incentiven la adopción de técnicas de conducción eficiente por parte de los conductores de vehículos motorizados, ya sea de transporte de carga, de pasajeros o de uso particular. Esta iniciativa busca proporcionar información de conducción eficiente en el transporte terrestre (público, privado y de carga) a la mayor cantidad de usuarios de vehículos motorizados. Estudios desarrollados en años anteriores, nacionales e internacionales, han demostrado que solo por aplicar medidas de conducción eficiente el rendimiento de un vehículo puede aumentar entre un 5 y un 13%.  El sitio web que ofrece consejos en esta materia es www.conduccioneficiente.cl
  2. Etiquetado de eficiencia energética para vehículos livianos
    Desde el año 2013 existe en Chile la etiqueta de eficiencia energética para vehículos particulares livianos. El rótulo provee información estandarizada para los consumidores sobre cuánto consumen y rinden los automóviles  (peso menor a 2770 kg) de comercialización masiva en Chile. Esta etiqueta es de uso obligatorio para los vehículos que se exhiben para su primera venta y señala el rendimiento del automóvil tanto en ciudad, carretera y mixto, medidos en condiciones de laboratorio, con la finalidad de que el consumidor se informe y tome una decisión más adecuada cuando efectúe la compra. El sitio web www.consumovehicular.cl pone a disposición de los compradores de vehículos un comparador de eficiencia energética vehicular y  las etiquetas de acuerdo a las marcas y modelos disponibles en el mercado.Considerar el rendimiento de un vehículo motorizado y sus emisiones de CO2 en la evaluación de compra de un automóvil, permite ahorrar dinero, contribuye al mejoramiento de la calidad del aire y a reducir el efecto invernadero. Sin embargo, es importante destacar que la etiqueta ofrece información referencial, ya que el rendimiento obtenido por cada conductor dependerá de sus hábitos de conducción, de la frecuencia de mantención del vehículo, de las condiciones ambientales y geográficas, entre otras.
  3. Promover la incorporación de herramientas de gestión en eficiencia energética en el transporte de carga a nivel nacional, considerando sectores y regiones.
    Este proyecto busca promover una cultura de eficiencia energética en las empresas de carga, mediante el desarrollo de planes de trabajo. Se cuenta con el antecedente de que en el año 2011 los planes de trabajo desarrollados con el fin de implementar medidas de eficiencia energética determinaron un potencial de ahorro del 5% en el consumo de combustible.Por medio de este proyecto, se espera trabajar con diferentes empresas y generar una política energética para cada una de ellas. Además, se busca ejecutar el plan de trabajo y evaluar los ahorros que este genera.
  • Transporte y medio ambiente

    El transporte en Chile tiene una fuerte dependencia de combustibles fósiles, generando emisiones de gases contaminantes perjudiciales para el medio ambiente y la salud de las personas.

    El consumo de los combustibles como diésel, bencina, kerosene y gas licuado de petróleo llega al 99%, mientras que la electricidad y el gas natural representan cerca del 1% restante (Ministerio de Energía, 2012).

    Se estima, además, que al año 2020 este sector representaría el 20% de las emisiones totales de dióxido de carbono (CO2). De ese porcentaje, el subsector de transporte terrestre originaría el 85%, seguido por el aéreo con el 12%, y el marítimo con el 3% (MAPS Chile, 2013).

    A nivel mundial, el transporte representa aproximadamente el 23% de las emisiones de CO2, estimándose que podrían elevarse a cerca de un 50% al 2030 y más del 80% al 2050 (Agencia Internacional de Energía, IEA/OECD, 2009).

  • Temas Relacionados