¿Qué es el balance nacional de energía?

Es un informe estadístico que tiene por objeto contabilizar la Oferta Total de energía disponible en el país en un año calendario, y cuantificar cómo esta oferta fue consumida por los principales sectores de la economía nacional.

La Oferta Total de energía está compuesta tanto por energéticos primarios como secundarios. La energía de tipo primaria corresponde a los recursos energéticos disponibles en la naturaleza, tales como:

– Petróleo
– Crudo
– Gas Natural
– Carbón
– Leña y Biomasa
– Hidroelectricidad
– Energía Eólica
– Energía Solar Biogás, y otras

La Energía de tipo secundaria comprende a aquellos energéticos que se obtienen a partir de la transformación de energía primaria. Son energéticos secundarios:
Los Derivados del Petróleo que se obtienen a partir de la refinación del petróleo crudo. Los principales son: Gasolina, Diésel, Fuel Oil, Gas Licuado y Kerosene de Aviación.
La Termoelectricidad, que se obtiene a partir de la combustión de energía primaria como el Gas Natural, el Carbón, la Leña y Biomasa, el Biogás; y también a partir de algunos Derivados del Petróleo como el Diésel y Fuel Oil.
También aquellos energéticos primarios que son utilizados directamente para su consumo final, son considerados como parte de la Oferta Secundaria de Energía. Entre estos el Gas Natural, la Leña y la electricidad de origen Hidro, Solar y Eólica.

El Balance Nacional de Energía (BNE) presenta los datos de oferta y consumo de energía en diferentes cuadros de información, entre estos destacan:

– El Balance de Energía Primaria
– El Balance de Energía Secundaria o de consumo final

En el Balance Energía Primaria se muestra la Oferta Bruta anual de cada energético primario. Esta oferta se compone a partir de la producción doméstica del energético, sumando sus Importaciones y descontando las Exportaciones. Adicionalmente, se descuenta de la oferta la cantidad del energético que no se consumió en el año. Esta oferta bruta del energético es la que se empleó durante el año para ser transformada en otras formas de energía o para su consumo final.

El Balance de Energía Secundaria muestra el Consumo Total anual de cada energético secundario, separando este consumo en la cantidad del energético que se empleó para Consumo Final, y aquella parte que se transformó en otra forma de energía. También este balance descompone la oferta del energético secundario en su producción doméstica, sus importaciones y exportaciones, y en su variación de inventario anual.

En cuanto a los sectores de la economía donde es consumida la Oferta de energía anual, el BNE considera a los centros de transformación y los sectores de consumo final. Son Centros de Transformación –CTR–:

– Los Generadores de Electricidad, tanto de Servicio público como Autoproductores
– La Siderurgia
– Las Plantas de Gas y Terminales de Regasificación de GNL
– El sector del Petróleo y Gas Natural, compuesto principalmente por ENAP

 Los sectores de Consumo final considerados en el BNE son:

El sector de la Energía. Comprende los consumos distintos de transformación de los CTR. El Sector Industrial y Minero, compuesto por:

– Cobre
– Salitre
– Hierro
– Papel y Celulosa
– Siderurgia
– Petroquímica
– Cemento
– Azúcar
– Pesca
– Industrias Varias
– Minas Varias

El Sector Transporte, compuesto por:

– Terrestre
– Ferroviario
– Marítimo
– Aéreo
– El Sector Comercial, Público y Residencial –CPR–

La Teracaloría es la unidad común de energía empleada en el BNE. Para esto, se utiliza el poder calorífico de cada energético con el fin de transformar las unidades físicas en que se transan en sus respectivos mercados.

 

  • ¿Cómo se construye el BNE?

    El Balance Nacional de Energía es elaborado por la División de Prospectiva y Política Energética del Ministerio de Energía. Con este propósito, el Ministerio efectúa en forma anual una encuesta dirigida a las principales empresas que participan en la producción, distribución y en el consumo final de energía en el país. Esta actividad la realiza amparado en las facultades para requerir información que le confiere la Ley N° 20.402.

    La oferta total de energía se calcula en base a la información entregada por empresas generadoras de electricidad, tanto de servicio público como Autoproductores, productores y comercializadores de carbón, refinerías y distribuidoras de combustibles líquidos, empresas distribuidoras de gas y plantas de regasificación.

    El consumo, por su parte, se elabora a partir de la información entregada por las empresas pertenecientes a los sectores de consumo final, como también de la información entregada por las empresas comercializadoras o distribuidoras de energéticos como la electricidad, derivados del petróleo, carbón y gas natural.

    ¿Para qué sirve el BNE?

    La información del BNE es de gran utilidad tanto en el país como en el exterior. El Estado la utiliza para elaborar políticas públicas y evaluar el cumplimiento de los objetivos de las políticas que desarrolla.

    El sector académico puede estar interesado en estudiar algunas características del sector energético del país, como la evolución del consumo de energía de una familia promedio o la cantidad de energía que es producida para autoconsumo por las empresas. Por su parte, las empresas pueden obtener información sobre el mercado en el que participan, o estudiar determinados mercados para futuras inversiones.

    Documento adjunto: Balance Nacional de Energía 2013 (PDF)