La biomasa, una gran fuente de energía

biomasa-mundoFuente: www.eonenergy.comGran parte de los países tienen su mayor suministro de energía basada en la leña, donde está disponible para todos en praderas, lomas y cerros. La excepción la constituyen los de mayores ingresos y aquellos que cuentan con abundante petróleo.

 

Breve historia sobre usos de la materia orgánica

La leña fue la principal fuente de energía calórica y lumínica hasta fines del siglo XVIII.

Los primeros habitantes vivieron en abrigos rocosos o aleros abiertos, porque no tenían cómo iluminarse. Cuando lograron manejar el fuego e inventaron las antorchas, pudieron habitar las cavernas.

La leña y el sebo o grasa animal se hizo casi industrial para calentar e iluminar residencias medievales y castillos de la edad moderna. Cuando la energía eléctrica cubrió las necesidades de las ciudades, la leña quedó fundamentalmente para las demandas de energía calórica de chimeneas y cocinas. No obstante, en las poblaciones rurales de todos los continentes, aún la recolectan ampliamente en el siglo XXI.

A lo largo de la Historia, otro uso fue la confección de carbón a partir de la leña. Se realiza mediante un sistema de combustión lenta, que permite guardar la energía contenida en su materia orgánica. Es más eficiente que la leña, porque no se enciende toda la madera al mismo tiempo, se puede regular su quema y tiene mayor poder calorífico. Se le denomina carbón vegetal y hay especies arbóreas que tienen mejores cualidades de producción de calor. Aún se utiliza este carbón, porque es fácil de producir.

 

La distribución de la vegetación en el mundo

 

biomasa-bosques-del-mundo

Las mayores zonas de biomasa del mundo son las llamadas “selvas lluviosas” y están en las cuencas del Amazonas, del Congo, en el Sudeste Asiático y sus islas. Coinciden con la zona entre los trópicos, que es donde la pluviosidad es superior a los 1.000 mm promedio anual y la temperatura media llega a los 18ºC. El calor y la alta humedad atmosférica son condiciones ideales para el crecimiento vegetal.

También hay selvas frías, las que se encuentran en Eurasia y América del Norte, junto a la taiga, y en el extremo sur de Sudamérica (selva valdiviana y selva austral en Chile).

Los menores volúmenes de biomasa corresponden a las zonas de climas de desierto cálido y frío, y de semidesierto.

 

Incrementando el uso sustentable de biomasa

En el mundo actual, con la minería a gran escala, la tecnificación de la agricultura y la industrialización a nivel global, se ha incrementado fuertemente la demanda de energía para, entre otras necesidades, mover maquinarias y medios de transporte. Como consecuencia, los requerimientos de combustibles aumentaron considerablemente y se hizo necesaria la búsqueda de energías renovables y eficientes, entre otras, la biomasa.

Para producir energía calórica y eléctrica, además del uso tradicional de la vegetación nativa, se incorporaron plantaciones forestales y sus residuos, desechos agrícolas, domiciliarios y de tratamientos de aguas servidas. Brasil, desde los años 1980, ha utilizado alcohol de caña de azúcar para los vehículos motorizados.

En Europa, desde mediados del siglo XX, se comenzó a limpiar las aguas de los ríos, especialmente aquellos que recibían productos de alcantarillas urbanas e industriales. En ese proceso sanitario se generan miles de toneladas de materia orgánica, las que en un comienzo fueron un inconveniente ecológico. Actualmente, hay plantas de tratamiento de residuos o lodos sanitarios, los que se aprovechan en generación de energía y también en modificación de suelos degradados.

  • La leña y el sebo fueron fuentes de energía que significaron una revolución “tecnológica” en el paleomundo humano.

    Las pinturas rupestres en cavernas solo fueron posibles cuando el hombre primitivo logró usar el fuego para iluminar su entorno. Se constata en las cuevas de Lascaux (Francia) y Altamira (España), que tienen pinturas “en la oscuridad”, calculadas entre los 30.000 y 12.000 años antes del presente.

  • Temas Relacionados