Instalaciones Energéticas

Los centros de transformación, las centrales eléctricas, las plantas de gas, las refinerías, la transmisión y el almacenamiento de hidrocarburos, se distribuyen por todo el territorio nacional permitiendo el abastecimiento energético en el país.

Las instalaciones energéticas se pueden dividir en dos tipos: el mercado eléctrico, compuesto por las centrales de generación y los sistemas que transportan la electricidad hacia los puntos de consumo; y el mercado de los hidrocarburos que incluye refinerías de petróleo, terminales de importación de combustibles líquidos y de gas, plantas de regasificación, ductos y almacenamiento.

Mercado Eléctrico

El Mercado eléctrico se compone de sistemas interconectados: el Sistema Interconectado del Norte Grande (SING) y el Sistema Interconectado Central (SIC). El primero abastece la demanda de las regiones de Arica y Parinacota (XV), Tarapacá (I) y Antofagasta (II). Mientras que el segundo abastece las regiones de Atacama (III), Coquimbo (IV), Valparaíso (V), Metropolitana, Del Libertador Bernardo O´Higgins (VI), Del Maule (VII), Bio Bio (VIII), Araucanía (IX), De los Ríos XIV) y De Los Lagos (X). Las regiones conectadas al SING y al SIC con mayor capacidad instalada son las de Antofagasta, Valparaíso, Maule y Bio Bio.

capSINCxRegion

En el caso del SING, la capacidad de generación en base a carbón llega a un 47%, seguido del gas natural en un 42%. Es importante señalar que su demanda es de aproximadamente 2200 MW.

Para el caso del SIC, tanto el gas natural como la hidroelectricidad de más de 20 MW, tienen una capacidad de generación similares, ya que el componente estocástico de la hidroelectricidad hace que el aporte hidroeléctrico a la matriz de energía sea menor, contribuyendo con un 23%. Le sigue petróleo diésel con un 21% y carbón con un 20%. La energía eólica, hidroelectricidad de menos de 20 MW y la biomásica representan conjuntamente un 12% de la capacidad instalada.

El Sistema de Aysén y Magallanes son considerados sistemas medianos, atendiendo el consumo eléctrico de la XI y XII Región respectivamente.

Mercado Hidrocarburos

A su vez, el mercado de hidrocarburos se puede separar en instalaciones de oleoductos, recepción de gas natural, gaseoductos, plantas satélites de regasificación de GNL y almacenamiento de combustibles.

Refinación

En la actualidad, existen tres refinerías en Chile: la primera es Aconcagua, operada por ENAP y ubicada en Concón (1955); la segunda es la de Bio Bio (1966); y por último, la más austral del mundo, conocida como la refinería de Gregorio.

En las dos primeras se generan distintos tipos de refinados del petróleo, tales como gasolinas 93 y 97, diésel, petróleo combustible, kerosene doméstico y kerosene de aviación, entre otros. En el caso de Gregorio, solo se produce diésel marino y combustibles de menor octanaje.

Instalaciones de GNL

Chile comenzó a importar gas natural licuado (GNL) el año 2009 para compensar la drástica disminución de los suministros de gas desde Argentina. El terminal GNL Quintero fue el primer terminal de importación de GNL del país, con una capacidad para proveer hasta el 40% de la demanda. El segundo terminal de GNL, Mejillones, recibió su primer cargamento en febrero de 2010.

Los dos principales consumidores de gas natural en Chile son las generadoras de energía eléctrica y las distribuidoras de gas natural, los que comparten el mercado en partes casi iguales. Los clientes se dividen de acuerdo a su ubicación geográfica: los de la zona central consumen gas proveniente de GNL Quintero y los de la zona norte consumen de GNL Mejillones.

Ductos

Existen dos tipos de ductos para transportar hidrocarburos. En primer lugar están los oleoductos, poco habituales en Chile, que sirven para transportar crudo o los derivados del petróleo como combustibles.

El otro tipo de ductos, muy frecuentes en el país, se conocen como gasoducto y se utilizan para transportar gas natural. Fuera de la red de gasoductos existentes en Magallanes, que se usa para trasladar gas desde los pozos productivos al consumo residencial, el uso de gasoductos es principalmente para el abastecimiento proveniente desde fuera del país. El gas natural es entregado desde los terminales a los distintos clientes a través de gasoductos que están interconectados con las plantas de regasificación.

Actualmente hay tres gasoductos instalados con la finalidad de suministrar gas al mercado chileno: el primero es Gasatacama, que une el yacimiento Pichanal (Salta, Argentina) con la localidad de María Elena (II Región), punto en donde el gasoducto se divide en dos ramales, uno con destino a Tocopilla y el otro hacia Mejillones y Coloso.

El segundo es el gasoducto de Gasandes, originalmente diseñado para transportar gas natural desde la localidad de La Mora, Argentina, hasta Chena, Región Metropolitana de Chile. Posteriormente se construyó el ramal San Vicente – El Peral, para transportar gas hacia las Centrales Térmicas de Candelaria en la VI Región.

Finalmente está el gasoducto Del Pacífico, formado por el troncal Loma La Lata – Talcahuano, más los laterales Charrúa, Paso Hondo y la Leonera, que conectan directamente la Cuenca de Neuquén, Argentina, con la VIII Región.

Plantas Satélite de Regasificación de GNL

Debido al desarrollo de proyectos intensivos en el uso de GNL a nivel industrial, han surgido en el último tiempo plantas de regasificación satélite, que sirven para gasificar el gas natural en estado líquido, y así poder utilizarlo en procesos industriales. Normalmente, este tipo de instalaciones es abastecida mediante camiones tanque que transportan el gas natural en estado líquido. La primera planta satélite que se instaló fue la de Pemuco, en la VIII Región.

Almacenamiento de Combustibles

La cadena de suministro de los combustibles líquidos tiene una logística diferente a la de gas natural: una vez refinados, estos son almacenados en estanques, ya que no necesitan estar criogenizados para permanecer en estado líquido. Habitualmente, los combustibles almacenados son trasladados mediante ductos a los patios de carguío y posteriormente se transportan a los centros de consumo, tales como estaciones de servicio para público, sector industrial, sector minero, entre otros.