Hidroeléctrica de pasada

Estas centrales desvían una porción del agua del río, aprovechando su fuerza motriz para hacer funcionar turbinas y generar electricidad, para luego regresarla al río.

En una central hidroeléctrica se aprovecha la energía de un caudal de agua que se encuentra en forma de energía potencial, cinética o de presión. La energía cinética del agua mueve una turbina que gira en torno a un eje conectado a un generador eléctrico. La energía eléctrica es inyectada a una red eléctrica llegando a uno o varios consumidores.

Las partes principales de una central hidroeléctrica son: captación y restitución en un cauce natural, donde se distingue una captación de agua, una conducción del agua hacia la casa de máquinas y un consumo o punto de entrega de la energía a la red eléctrica.

Para estimar el potencial disponible del recurso hídrico en un caudal se calcula el producto de: el peso específico del agua, el caudal y la altura bruta. El peso específico del agua es una constante, por lo tanto la potencia disponible dependerá siempre de la cantidad de caudal aprovechable y de la diferencia de altura entre dos puntos del caudal. Por este motivo, desniveles significativos o grandes cantidades de agua, son atractivos para la instalación de una central hidroeléctrica. Es el caso de grandes caídas de agua en sectores cordilleranos, o caudales significativos con menor pendiente.

Las centrales hidroeléctricas de pasada con potencia menor a 20 MW – consideradas como fuentes de Energía Renovable No Convencional, ERNC- aunque no pretenden reemplazar a las grandes centrales generadoras, son consideradas soluciones competitivas para la producción de energía. Cuentan con altos niveles de automatización y telemando, lo que garantiza una explotación óptima del recurso hídrico disponible, y permite aprovechar el potencial energético de pequeños cursos de agua con costos de explotación relativamente bajos. Muchos lugares pre-andinos y andinos de la zona central y sur de Chile presentan capacidades para la instalación de este tipo de centrales.

  •  Potencial en Chile

    Debido a la geografía de nuestro país, existe un gran potencial de desarrollo, gracias a la cantidad de cauces superficiales y pendientes presentes en algunas zonas.

    Las centrales de pasada en nuestro país son de variados tamaños. A modo de ejemplo la central Sauce Andes en la Región de Valparaíso tiene una capacidad instalada de 1,4 MW y la central Antuco en la región del Bío Bío 320 MW. En Chile existen 69 centrales de pasada, las mayores a nivel país son Antuco, Alfalfal, Rucúe, La Confluencia y La Higuera (Libro Potencial ERNC en Chile. MINENERGIA/GIZ, 2014). A nivel mundial, destacan las Cataratas del Niágara, situadas en la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

  • Participación de la H. de Embalse en el sistema interconectado

    Fuente: Ministerio de Energía

  • Temas Relacionados