Lluvia ácida

Se forman por las emisiones de óxidos de azufre y óxidos de nitrógeno que son liberados por fundiciones de minerales, calderas industriales, escapes de vehículos, etc. Los óxidos de azufre y nitrógeno interactúan con la luz del Sol, la humedad y el oxígeno produciendo ácido sulfúrico y ácido nítrico respectivamente que son transportados a la atmósfera y caen a la Tierra por la lluvia provocando daños en bosques y suelos y deteriorando las construcciones.