El viento, recurso probado y usado con éxito en generación de energía eléctrica

viento-en-el-mundoFuente: www.renovablesverdes.comUna de las fuentes de energía eléctrica que más ha demorado en desarrollarse masivamente en el mundo ha sido el viento. Sin embargo, desde la Antigüedad el viento ha sido utilizado para la navegación y los molinos de viento fueron ampliamente difundidos en Europa.

Los inicios del uso del viento

En las grandes obras literarias, como Don Quijote de la Mancha (publicado en 1605) ya hay referencias a molinos de viento, los que eran utilizados para la molienda de alimentos y más tarde para extraer agua. A mediados del siglo XIX hubo varios experimentos exitosos para generar electricidad a pequeña escala con esta fuente, sin embargo, no tuvo una recepción suficiente que incentivara la investigación en su tecnología.

Quizás fue la crisis del petróleo de los años 1970, cuando los grandes productores del Medio Oriente alertaron al mundo occidental, lo que le dio el vamos al desarrollo de las energías renovables, entre ellas, el viento. A pesar de esto, demoró alrededor de 40 años en comenzar a utilizarse en forma relativamente masiva a nivel de países desarrollados.

En la actualidad, aunque todavía está en una etapa de desarrollo de ciencia, tecnología, innovación y emprendimiento, abastece aproximadamente el 10% de la demanda mundial.

La distribución de los vientos del planeta

En todos los continentes se encuentran vientos planetarios, regionales y locales. En relación a los primeros, los países que se ubican en torno al ecuador están bajo el dominio de las calmas ecuatoriales donde se encuentran, por ejemplo, las selvas amazónica y del Congo. Si se analizan bajo el prisma global, en esas zonas las posibilidades de energía eólica son escasas, sin embargo, sus vientos locales pueden ser muy fuertes. Como ocurre en el archipiélago de Galápagos, en pleno ecuador, donde hay vientos persistentes en muchos sectores de las islas que la componen.

Los alisios afectan a casi todos los continentes. En el hemisferio norte se encuentran en el sur de América del Norte, en América Central, en África, donde la mayor parte de los vientos predominantes barren el Sahara y el Sahel, y en Asia, que soplan en el sureste. En el hemisferio sur se hacen sentir en Sudamérica, principalmente en el norte de Chile, norte de Argentina y Perú, y en África, lugar en que dominan desde el cabo Buena Esperanza hacia el norte hasta el Congo, comprendiendo varios países como Sudáfrica y Namibia.

La generación eléctrica con estos vientos alisios puede aprovechar varias condiciones geográficas importantes, porque se encuentran en buena parte de los continentes y son constantes.

En el hemisferio norte, amplias zonas tropicales de América, Asia, Oceanía y las costas orientales de África están en el dominio de los huracanes, tifones y ciclones, lo que debe considerarse en el momento de planificar proyectos de gran envergadura de generación con fuentes eólicas.

Los vientos del oeste dominan ampliamente en América del Norte, Europa y Asia. Prácticamente están ausentes en las tierras continentales del hemisferio sur, ya que África llega algo más allá de los 30ºS y solo Sudamérica llega a los 56ºS. En Chile y Argentina se dejan sentir en la zona sur y fuertemente en la Patagonia.

Estos vientos del oeste, sumados a los vientos locales de Europa y Asia, son un gran recurso, principalmente por su persistencia a lo largo del año y por sus velocidades que son normalmente altas. Esta última característica puede transformarse en un problema si adquieren velocidades extremas. La mayor parte de los parques eólicos se encuentran en Europa y en Asia, especialmente en China, tomando las ventajas de los vientos del oeste.

Con respecto a los vientos polares que se desplazan desde los polos hacia los 60ºN y S, hay pocos lugares donde en la actualidad se utilice la energía eólica, pero claramente es un reservorio como recurso renovable que siempre tendrá espacio para la generación de electricidad. Este recurso tiene muchas limitantes relacionadas con los elementos del clima a resolver para su uso.

La generación de energía en el mundo

Si bien la generación de electricidad se comenzó a investigar en forma intensiva a partir de la década de 1970, se hizo comercial en un par de décadas y hoy el viento se visualiza como un recurso renovable de alto potencial económico.

En 1981 se hizo la primera prueba piloto, donde un parque eólico era capaz de generar electricidad en forma significativa para la red eléctrica en la costa del noreste de Estados Unidos. Se denominó Towars 2000 en honor a David Flatman de Towars, quien impulsó la iniciativa. Diez años más tarde, Inglaterra inauguraba su primer parque eólico, Delabole, que contó con 10 turbinas de 50 metros de altura; actualmente está en uso y se han añadido otros rotores de 100 m de alto.

A fines de la década de 1990, especialmente en Europa y Estados Unidos, se instalaron grandes parques eólicos que cuentan con una tecnología moderna y de menor costo. Aun así, fue necesario subsidiar las instalaciones con el fin de hacerlas masivas.

En 2014, la generación de electricidad por el viento alcanza a casi el 10% de toda la producida en el mundo. China es el país que más energía eólica genera, seguido por Estados Unidos. Estos, más Alemania, cubren casi el 60% de la producción total mundial.

viento-capacidad-acumulada-energia-eolica

viento-capacidad-acumulada-energia-eolica2