El desarrollo de la energía eólica en Chile

viento-en-chileFuente: Fundación imagen de ChileLos molinos de viento se iniciaron con la molienda de cereales y minerales. En las salitreras se bombeaba agua de napas y también era común verlos en los campos a lo largo de todo Chile. Hoy, esos molinos se han convertido en rotores eólicos que generan electricidad con buenas expectativas.

El uso de la energía del viento

En las primeras décadas del siglo XX, debido al auge minero, Chile se convirtió en pionero en el uso de molinos de vientos para bombear agua salobre de la pampa, la que se desalinizaba con energía solar. Actualmente intenta recobrar ese lugar con la generación de electricidad en grandes parques o praderas eólicas e integrarla al sistema nacional interconectado de energía.

El primer parque eólico industrial se instaló en Alto Baguales, en la cercanía de Coihaique, Región de Aisén, en noviembre de 2001. Genera 2MW con tres rotores con capacidad nominal de 660 kW y abastece a casi 20.000 familias. Debido a las condiciones climáticas de la región, los equipos han generado electricidad a un promedio superior al 50% de su capacidad; incluso, algunas veces llega al 100% cuando el viento tiene la velocidad adecuada.

En noviembre de 2007 entró en operación el primer parque eólico unido al Sistema Interconectado Central (SIC), ubicado en la localidad de Canela, Región de Coquimbo. Este parque contó con once aerogeneradores de 1,65 MW cada uno, con una generación anual esperada de 46.000 MWh. Desde ese año en adelante surgió un boom de instalación de parques, principalmente en la costa del Norte Chico.

Los vientos planetarios en Chile

Para comprender la dinámica de vientos de Chile es necesario conocer las características del Anticiclón del Pacífico Suroriental, que tiene importante influencia en los climas y el viento. Este es un centro de alta presión de grandes dimensiones, que se desplaza entre los 25° y 35° S, en invierno y verano respectivamente. Es un centro dispersor de aire que genera los vientos que dominan en gran parte de Chile. Por la localización de este anticiclón, los vientos son mayoritariamente desde el S, SW y W.

Aproximadamente desde La Serena hacia el norte, que corresponde a la zona intertropical, se dejan sentir los alisios.

Los lugares más adecuados para el aprovechamiento de estos vientos son los costeros, ya que se conjugan factores como el relieve y su dirección constante a lo largo del año. En el Norte Grande las planicies litorales son angostas por la presencia del farellón costero, pero hay numerosas puntas que tienen grandes espacios. También el Norte Grande tiene buen potencial entre las serranías de la cordillera de la Costa, donde enormes corredores de viento con dirección W-E conectan la costa con la Depresión Intermedia; en Tarapacá llegan a la Pampa del Tamarugal.

En el Norte Chico las terrazas costeras tienen vientos apropiados y amplios llanos de gran aptitud para la instalación de parques eólicos. Dado que el viento es constante, también se han instalado parques al interior de la provincia de Limarí, donde la cordillera de la Costa (Talinay y Fray Jorge) y las montañas de los Andes dejan un espacio amplio que es un muy buen corredor de viento, donde además se aprovecha el efecto Venturi en las zonas más angostas de esos terrenos.

Los vientos del oeste (dominantes entre los 30 y 60° de latitud), aunque en invierno no son tan constantes en cuanto a su dirección predominante, tienen la gran cualidad de ser muy fuertes y varían de acuerdo a la dinámica de los centros de presión, especialmente cuando hay tormentas, momento en que pueden superar los 100 km/h.

En generación de energía eléctrica existe un promedio de velocidad de viento óptimo para lograr el máximo uso de la capacidad instalada. Esto ocurre en los lugares patagónicos como Magallanes, donde existe un gran potencial. Junto a ello es igualmente importante la selección de sitios con relieves que se adapten a los requerimientos de estas instalaciones.

viento-eolico-chileDirección predominante de los vientos planetarios de Chile
Fuente: http://www7.uc.cl/sw_educ/geo_mar/html/h721.html

Los vientos locales

En Chile no hay vientos regionales, pero las brisas tierra – mar, que son locales, están prácticamente en todo el territorio, por lo menos entre Arica y Puerto Montt. Es normal que los vientos comiencen a desplazarse desde el océano hacia el interior poco antes del mediodía. Luego de pasar la Depresión Intermedia, se internan hacia los Andes a lo largo de los valles de los ríos, como es el caso del Cajón del Maipo, donde las brisas se convierten en vientos fuertes desde mediodía hasta el atardecer, especialmente en verano. Lo contrario sucede en la noche, cuando las brisas soplan desde el continente hacia el mar.

Otros vientos locales, como el Terral, Raco y Puelche, en general no se utilizan para producir energía eólica debido a que son esporádicos.