Centrales hidroeléctricas y cambios en el medioambiente

agua-hidroelectrica-medioambienteFuente: ww.americaecnomia.comLa generación de hidroelectricidad tiene la ventaja de ser amigable con el medioambiente ya que no produce deterioro en la atmósfera ni en el agua y no daña la flora ni la fauna. No obstante, toda obra mayor de construcción debe ser evaluada respecto a su impacto en el medioambiente.

Las bondades de las centrales hidroeléctricas de embalse

Una vez construida la central, su impacto en la calidad del aire es nula, porque no hay contaminación atmosférica y tampoco produce ruido que influya en las comunidades aledañas ni en la fauna del sector.

No tiene influencia en la calidad química ni física del agua, y solo una pequeña parte de sus sedimentos quedan en el lago generado. Toda el agua una vez utilizada es devuelta al río original y está en condiciones de ser aprovechada inmediatamente, sin requerir ningún tratamiento.

El agua del embalse constituye un reservorio que da seguridad de abastecimiento tanto para hacer funcionar las turbinas que generan la electricidad, como para cubrir la demanda de la población y para la agricultura, incluso en periodos de sequía. Este es el caso de Colbún-Machicura, cuyas aguas son llevadas al sistema de irrigación del río Maule, dando seguridad de riego a numerosos agricultores.
Otro aspecto positivo de las centrales de embalse es que al formar un lago, este puede ser utilizado, dependiendo de su superficie, en balneario lacustre, como el embalse de la Central Rapel en la Región de O´Higgins.

Las bondades de las centrales hidroeléctricas de pasada

Las centrales de pasada se consideran menos invasivas que las de embalse, ya que afectan el medioambiente en menor medida por ser solo intervenido en una pequeña superficie: en la zona de desvío del agua hacia las tuberías que llegan a las turbinas, en el recorrido de la tubería y en la planta donde se genera la electricidad. Estos impactos, por ser de tan escasa área de influencia, son rápidamente recuperados, especialmente la vegetación en zonas húmedas.
Al igual que en las otras centrales, las de pasada son energía limpia, no contaminan el aire, el agua es devuelta al cauce del río sin cambios y está lista para ser aprovechada en otros usos. No producen ruidos y no afectan a las poblaciones aledañas.
A estas ventajas, hay que agregar que el agua es un recurso renovable, debido a la recarga por lluvias y deshielos que se producen año a año en su cuenca de recepción y a los afluentes de sus cursos medios e inferior.

Los deterioros ambientales de las centrales hidroeléctricas

El mayor deterioro se produce en la fase de construcción, no solo porque ocupa el lugar donde se emplazará la central misma, sino porque invade un territorio mucho más amplio. Esto se debe a que se requieren construcciones provisorias para acopiar los materiales, lugares para los vehículos, caminos y cierres para el desplazamiento y para no poner en peligro a la población cercana, etc. En esta etapa se contamina el aire, especialmente con el polvo que generan los vehículos y con los gases de sus motores, se produce mucho ruido con la maquinaria pesada, se despeja la vegetación,destruyendo el hábitat de numerosas especies y ecosistemas. Esta faena puede durar años en los casos de las grandes centrales y hasta aproximadamente un año en las más pequeñas.

En las centrales de embalse se agrava por el deterioro del paisaje y la población que radica en el lugar de inundación. Igualmente reciben el impacto los ecosistemas, los yacimientos arqueológicos que quedarán bajo el agua y las riquezas patrimoniales. Una de las situaciones más conflictivas es la pérdida de flora y fauna que se afecta durante el llenado del embalse, tales como pequeños mamíferos, reptiles, insectos y flora nativa a veces en estado frágil de conservación.

Beneficios durante la construcción de una central

Uno de los aspectos importantes de la instalación de centrales es la ocupación de mano de obra, la que normalmente es reclutada en la zona.

Cientos de trabajadores de la construcción, además de transportistas y proveedores, tienen un periodo de trabajo importante. A su vez, la ciudad o comunidad más cercana se ve favorecida productivamente: se habilitan pensiones, hoteles, restoranes, bares y lugares de entretención; lo cual ofrece oportunidades de trabajo a los residentes.

A veces la prosperidad es solo un episodio en la vida de la comunidad, sin generar mayores cambios ni fuentes de trabajo posterior. En otras ocasiones, el pueblo se reinventa y continúa la bonanza.